7 trucos psicológicos para conquistar a cualquier mujer

Por: Ulises Mtz


La mente de las mujeres es un universo muy complicado y esto puede desesperar a muchos, pues suelen desesperarse cuando les queda claro que los hombres son de Marte y las mujeres de Venus.


Esto pasa sobre todo a la hora del ligue, pues conquistar a una mujer no es tan sencillo como lo hace ver la televisión, existen muchos factores que pueden ayudar a que no salgas de su cabeza.


Sin importar si es una desconocida o una vieja amiga que te gusta, muchas mujeres responden a patrones similares y en el arte de la conquista a veces la psicología puede ser tu mejor amiga.


No seas un chico bueno.



Muchos hombres cometen el error de querer llegar como príncipe azul, sin embargo a las mujeres nos gustan los chicos malos y el llegar como el niño bueno solo aburrirá a tu conquista y lo único que lograrás es un beso en la mejilla.



Muestra confianza.



No importa si no eres musculoso o tienes el abdomen definido, mostrar seguridad en ti mismo es la base para que ella confíe en ti.



Crea una conexión emocional.



No importa si la acabas de conocer o tienes años de amistad con la persona, crear una conexión emocional es el clic para ir avanzando con una chica.



Usa tu mirada



Si evitas la mirada de una mujer, ella sabrá que eres una persona insegura y va a perder el interés en ti rápidamente, esto funciona sobre todo en la primera plática con una chica.


Aunque también hay que entender que no debes quedarte mirando fijamente, porque eso la puede asustar: La clave es ser natural.



Hazla reír



No es necesario hacerte pasar por un payaso, pero si no puedes sacarle unas cuantas sonrisas, estás perdido. SI la ves sonreír constantemente cuando está contigo, vas por el camino correcto.



Toma tu distancia.



Si se siente atraída hacia a ti, pero se ven muy seguido, es una formula segura para el desastre. Las mujeres tardan más enamorarse que los hombres, por eso necesitan su espacio. Deja que te extrañe.



El misterio atrae



Esto va de la mano con el punto anterior, dale espacio y tiempo, que ella se pregunte que es lo que estás haciendo, que haces cuando no estás con ella, cuándo la llamarás.


Este juego no debe durar mucho tiempo, pues pensará que no le interesas o que te haces el difícil y eso solo la alejará