5 razones científicas por las que más mujeres aman a los "patanes"

Por: Ulises Mtz


Una frase muy común en el mundo de las citas es que las mujeres siempre prefieren a los patanes y aunque quieran negarlo todas han sentido atracción en algún momento por uno de ellos.

La pregunta es ¿Por qué se sienten atraídas hacia alguien que no les presta atención ni muestra interés y mucho menos son lindos y amables?

Es fácil, la respuesta es que los patanes saben cómo ligar, pues no les preocupa ser rechazados, tienen exceso de confianza y con tanta experiencia saben cómo conectar con las mujeres.

Muchos hombres que juegan  de esta manera saben aprovechar las inseguridades de las mujeres a su favor, las hacen sentir deseadas.

Los chicos malos también llaman la atención de las mujeres, pues son buenos adentrándose en su cabeza, las analizan y les dicen lo que quieren escuchar, las analizan tan a fondo que pueden utilizar esa información a su favor.

Existen otros factores que hacen que los patanes sean siempre exitosos.

1.- Son aventureros. Nunca son aburridos y siempre tienen algo que contar y a las mujeres les encanta esa emoción. 

Un estudio realizado en Hartpury College, en Inglaterra entrevistó 150 mujeres entre 18 y 24 años donde se demostró que es más factible que una mujer se sienten atraídas al peligro.

2.-Tienen personalidad. Son auténticos y si algo les molesta lo dicen abiertamente, pues no les interesa el rechazo y esto los hace ver como tipos rudos.

Dos estudios de un diario de investigación sobre roles íntimos demuestra que a pesar de que las mujeres dicen querer un chico bueno, suelen verlo como algo seguro y aburrido en el ámbito íntimo.


3.- Nunca las ponen en un pedestal. Saben alabar a las mujeres, pero no les dan exceso de confianza, ni se transforman en tipos melosos.

4.- Son seguros. Los patanes saben que si una mujer los rechaza ya tienen otra en la mira, por eso siempre muestran seguridad con ellos mismos.

5.- Misterio. Los patanes no están disponibles todo el tiempo para la chica y esto crea un aura de misterio frente a ellos que las mantiene interesadas.